Convicto de 195 kilos fue puesto en libertad antes por su obesidad

Al parecer no sólo en Shile las cárceles no dan abasto. Aunque claro, acá jamás se han topado con un caso como este.

Porque a Big Mike (su mote), un gordinflón canadiense, se le redujo la pena y fue liberado antes, debido a que sus 195 kilos de peso hacían imposible acomodarlo en alguna celda de la prisión. Michel Lapointe estuvo 25 meses en la cárcel por conspiración, tráfico de droga y gangsterismo.

"Weooon, no les digo, hay que ponerse a engordar como vaca no más, nada de tatuajes con mapas y weás"

El abogado defensor de Big Mike (aunque ahora deberían decirle Big Mac jojo) dijo que la pobre dieta de la cárcel hizo que el reo subiera por lo menos 22 kilos. La mamá del convicto, eso sí, dijo que su hijo de chicoco que ha tenido problemas de sobre peso.

"Sí, tú, dame tu bebida longi culiao, o te la cambio por este caño"

Lo que no me queda claro es eso de una "dieta pobre". O sea, pa subir 20 kilos debe ser harto bakán la comida. Bife de chorizo y pie de limón todos los días. Mientras allá los presos suben de peso, acá en Chile poco más se comen entre ellos, y si un weón es gordo, mala cuea no más. Aunque con la dieta pobre de acá ese guatón en vez de subir 20 kilos, lo más probable es que bajaría como 50.
Fuente: Associated Press

0 comentarios:

Blogalaxia Blog nombrado Blog del Día el 20/04/09