Maquina expendedora en Japón vende calzones usados de niñas escolares

Me acuerdo de ese comercial de MTV, donde salía un chino bailando en calzoncillos hasta transpirar harto, después pasaba los slips, y éstos le llegaban a un pelao loser por correo, jurando de guata que le pertenecían a una japonesita que sale en una foto.


Pa los que no cachan de lo que hablo

Tan populares son al parecer la venta de estas bragas que no se les ocurrió nada mejor que instalar máquinas expendedoras llenas de calzoncitos usados de jovencitas japonesas escolares.

Foto real de la máquina aquella

En todo caso, esto ha sido todo un problema para las autoridades del país del sol naciente. De hecho, se venden estas prendas de forma ilegal y todo. Hay videos que denuncian como las niñas venden sus churrines usados, y como estas personas luego los venden, en tiendas normales.


Cáchense la volaita

Por eso mismo, se prohibió terminantemente la venta, por lo que esta máquina es completamente ilegal.

Estos japoneses... cada vez más cagaos de la cabeza. No les bastó con tener máquinas expendedoras de huevos, tabaco, arroz, paraguas o incluso revistas porno. Si ya la idea de comprar unos calzones usados es weona, hacer una máquina de estas es como musho.

Fuente: weirdasianews.com

1 comentarios:

Lástima la forma en que se presenta la noticia, dando a entender que eso está mal y que eso es de enfermos, etc. "Si ya la idea de comprar unos calzones usados es weona" dice; según eso, lo que se aleja de nuestras costumbres es de lo peor, sin entender el trasfondo de este tipo de cosas.

Un posible resumen sería: en la gran mayoría de la cultura asiática LOS OBJETOS ADQUIEREN EL VALOR Y EL ESPÍRITU DE QUIEN LOS USA, esta es una idea recurrente en el arte y en la idiosincrasia oriental. La cinta separadora de un libro de un abuelo adquiere una dimensión grandiosa si ese abuelo realizó acciones sociales y/o afectivas dignas de recordarse y de pasar de una generación a otra, ese objeto se convierte en un fetiche (no sexual, claro está), una hermosa y exclusiva miniatura de un videojuego de las que sólo existen 100 unidades en el mundo también se convierte en algo grandioso, digno de admirar, hecho por la mano del hombre; en el caso de esta noticia, un panty usado de una niña o joven tiene los primeros flujos de la vitalidad, de la feminidad, del florecimiento de la vida, y también es un fetiche (en el sentido sexual) que expande el espíritu de quien lo goza.

Yo no entiendo la forma abusiva con que juzgamos las "devociones" de las demás personas....

[entre otras cosas, nos creemos tan normales.....]

Blogalaxia Blog nombrado Blog del Día el 20/04/09