Echan a loro de estadio por silbar como pito de árbitro

Tengo una compañera de trabajo que tiene de estos CDs como de relajación que uno los pone y se demoran como 450 años en empezar, y cuando finalmente lo hacen, comienzan como con algo bien despaaaacioooo que hay que vivir en el Tibet pa' poder oírlo. La cosa es que el CD que tiene ella se llama simplemente "Aves" en donde suenan diversos pajarillos de algún bosque o selva o lo que sea. Una vez me confundí, porque un pájaro sonaba idéntico a un cabro chico llorando!!

Y sí... parece que estos animalitos pueden imitar muchas cosas casi calcadas y pueden confundir no solamente a quien les habla, si no que a todo un estadio!!

Porque resulta que en Hertfordshire, Inglaterra, dos equipos de fútbol amateur disputaban un partido trascendente para sus aspiraciones en la liga. Uno de los jugadores llevaba la pelota entusiasmado en dirección al arco rival, pero se detuvo de repente extrañado al escuchar el pitido del árbitro, pues algo estaba cobrando.

- ¿Tú tocaste el pito?
- No, hueón, pa'na'...y tú?
- Nones... qué cuático.


El problema es que el árbitro no había tocado nada, y le hizo señas al jugador para que siguiera con la jugada, pero el pito siguió sonando.

Sin tener que ser un Sherlock Holmes, estaba claro que los silbidos venían de la galucha, que albergaba 150 almas ese día. El árbitro, Gary Bailey, se colmó cuando, aparte de los pitidos, le gritaron algo como "care' huevo".

Enfurecido, narra, fue donde una tipa que estaba sentada, de donde provenían los sonidos, y le dijo que se dejara de molestar. La tipa, entonces, se excusa y dice que no fue ella quien hizo todo eso, sino que su lorito de 7 años, Me-Tu.

Me-Tu, todo un Kramer tras las rejas

Fue así como al referi no le quedó otra, así que tuvo que echar al lorito del estadio, porque estaba arruinando el partido. La dueña de Me-Tu, quien frecuenta los partidos, dice que el lorito aprendió a silbar como pito de árbitro gracias a que lo llevaba siempre a los matches.

Yo digo que es una inmensa injusticia lo que hizo Gary. Es como si mandaramos a todos esos pájaros que yo creí que eran niños llorando onda, a la ciudad del niño o a Unicef. Aparte fue coloriento, si a mí típico que me pasa que estoy viendo un partido de Chile en la tele y suena un pitido y digo "qué cresta cobró el árbitro?" y termina siempre siendo una ilusión auditiva mía. Pasa hasta en las mejores familias... sí.

Fuente: dailymail.co.uk

1 comentarios:

Fabrizzio:

Notable historia, siempre tus relatos me sacan una sonrisa; te felicito nuevamente por tu manera de narrar. En todo caso, curioso que alguien vaya al estadio con un loro... jajajaja; como lo dice el réferi de la foto: ¡Qué cuático!

Nos vemos, amigo.

Blogalaxia Blog nombrado Blog del Día el 20/04/09