Viejita espanta a ladrón agarrándole los testículos

Diferentes técnicas de defensa personal existen hoy. Los ladrones abundan por doquier y se hace necesario tener alguna cartita bajo la manga para castigar a los maleantes. Desde gases de pimienta, hasta la típica patada en los cocos. Todo vale. Y así de claro lo tuvo una viejita de 88 años de Oregon.

Porque en su apacible departamento ocurrió algo inesperado. Un hombre de 42 años, identificado como Michael G. Dick, irrumpió en su casa totalmente desnudo, y la atacó por la espalda, empujando su cabeza encima de una silla.

Imagen captada 4 milésimas de segundo después de ver al ladrón

Pero la abuelita, claro que sí, utilizó una vieja artimaña. Esa de atacar el punto débil de nosotros, los hombres. Y no lo hizo de cualquier forma, no, no, no. Pues utilizó la técnica de antaño impuesta por nuestro querido compatriota, Patricio Yáñez: sí, le agarró todo lo que se llaman testículos.

Un tradicional gesto que traspasa fronteras

Con aquella finta, el hombre huyó despavorido. La abuelita se repuso y llamó a la policía inmediatamente, la que, con la rapidez del aviso, logró atrapar al ladrón.

Así que... ¿quién dijo que el Pato Yáñez era una vergüenza para todos los chilenos y chilenas? ¡Pamplinas! Hay situaciones en la vida, como la de esta ejemplar viejita de Oregon, en que todos necesitamos o necesitaremos eventualmente hacer un Pato Yáñez... porque somos simplemente seres humanos, que aprendemos a vivir la vida de acuerdo a las enseñanzas de grandes o incomprendidos genios. Yo sólo les digo a aquellos conservadores pacatos que están leyendo mis letras un viejo dicho: no escupas al cielo, porque te cae en la cara. Piénsalo.

Fuente: oregonlive.com

0 comentarios:

Blogalaxia Blog nombrado Blog del Día el 20/04/09