Profesora manda a su casa a niñito con su mochila llena de caca

Me acuerdo que cuando iba como en 7mo básico, tenía unos compañeritos de curso re cargantes. Claramente los odiaba. Aunque a mí no me molestaban mucho que digamos (por puro que era el más alto del curso en esos tiempos... cobardes) pero sí que webeaban a otras gentes. Y eran de esos típicos pendejos que andan webeando arriba de los árboles sacando ciruelas de esas verdes más malas que la chucha pero que ellos curiosamente aman con todo su ser, y bueno, en esas excursiones descubrieron cerca del cole una verdadera mina de oro del bullying: un árbol lleno de "peos alemanes".

Andaban pa' todos lados con esas cosas, y se retorcían de la risa... hasta que un día se les ocurrió guardar decenas de éstos en una bolsa y crear una bomba más fétida que sus axilas (porque eran de los típicos cauros de la edad del pavo que no se ponían desodorante y que tenían bigotes con vellos recién salidos) y la dejaron dentro de la mochila de una compañerita que yo encontraba bastante bonita.

La cosa es que llegaron los papás de ella al colegio reclamando que la famosa mochila esta dejó su casa hedionda a peo alemán por días y todo, pero claro, el colegio no hizo ninguna cuestión.

Igual... se entiende de compañeros sin cerebro... pero qué pasa si algo similar lo hace la misma profesora que te hace clases!???? Pues esto le ocurrió en Washington a un pequeñín del kindergarden, cuando llegó a su casa con un mojón en su mochilita.

"mamiii, poqué mi greda huele feo?"

Todo comenzó cuando Jason, el padre del mini estudiante, recibió una llamada de la señora Graham, profesora del caurito. Llamó a este joven para decirle que en su sala había un mal olor, y que sospechaba que podría ser el culpable el chicoco de Jason, pues ya había pasado por situación similar. Entonces, él le dice que el niñito en su mochilita tenía ropa de cambio y todo eso.

Ya, todo bakán hasta ahí, pero cuando llegó del colegio ese mismo día, el chiquitín venía exactamente con la misma ropa puesta, y además estaba limpiecito. Pero la señora esposa de Jason abrió la mochila y se encontró con una sorpresilla: un mojoncito envuelto en papel café y con una nota de la misma profesora, la que decía algo como "este mojón estaba en el piso de mi sala"... y nada más.


"yaa, ahora, quién quiere llevarle un regalito a sus papás!!??"
"yo tía, yoooo!!!!!!!"


Lo peor es que la madre preguntó después en el colegio si la profesora Graham estaba segura de que era la caca de su retoño, y onda, por qué diablos hizo lo que hizo! pero no recibió respuesta alguna. "Todavía estoy en shock por esto, ¿quién puede hacer algo así? es asqueroso" añadió la mamá.

Por eso mismo, el superintendente del área del colegio dijo que iban a investigar qué onda, y ahí saber la verdad de todo el cuento. Igual Jason está súper preocupado, porque quedan dos meses no más de clases y ya no sabe si seguir mandando a su niñito al colegio después de esto, lo que le encuentro toda la razón po.

Por eso, no mandaré a mis hijos al colegio. Olvídenlo. Pa que sean víctimas de bullying y les roben sus loncheras, o que quieran entrar al equipo de football americano y no logren el puesto de mariscal de campo? JAMAS. Profesor privado no más. Y con test psicológico y todo. Y si quieren compañeritos o amiguitos, pa eso existe Sim City o High School Musical, o por último yo puedo ser su mejor amigo. Pero mojones en mi casa no los quiero!!!

Fuente: wtol.com

5 comentarios:

Amigo Fau:

Nuevamente, excelente noticia. Pero tengo una duda: ¿Cómo era la compañerita bonita?

Recuerdo muy bien la época dorada de los "peos alemanes"; ¿Cómo no recordar una tarde de invierno...? Mira, estábamos todos en el patio, hacía mucho frío en pleno recreo. Como en tu caso, en mi curso habían descerebrados que también jugaban bromas con el famoso "elementillo". Una vez que entramos de la fiesta entre clase y clase, y antes de llegar la profe, estos comienzan a pisar las cuestiones; eran cerca de 12 piezas. Imagina el aroma de la sala (¡Ah! La idea, era no hacer la prueba que teníamos). Llegó la maestra, encontró güácala el aula, y nos dijo: "cierren las ventanas, que vamos a comenzar la prueba", la viejo hizo igual el examen... ¿Lo puedes creer? Ahora caigo en la cuenta que esa señora no tenía olfato de lo vieja que era... jajaja. Algunas compañeras estaban verdes; y no precisamente, por ser las hijas de Hulk, jaja.

Te dejo un abrazo, amigo. Y, manda a tu hijo al cole, ¿Cómo lo vas a privar de tantas experiencias y anécdotas que uno vive de pequeño?

Suerte.

Qué asco! pero tampoco te vayas al extremo de querer tener hijos antisociales!!! xD
Es buena época el cole, pero hay profes con serios problemas siquiatricos, onda que lloran y manipulan a los cabros :S

Reconozco que con esta noticia quedé realmente plop.
Saludos

PD: Dejo la invitación extendida para que visites mis blogs: El Kiosco Bloggero (http://elkioscobloggero.blogspot.com) y El Deportero Chile (http://eldeporterochile.blogspot.com)

@Daniel: pero si tu blog de deportes hasta lo tengo destacado y todo! Revisaré el otro que tienes.

@Francisca: jaja... de hecho, los años que más me he reído en la vida fueron en el cole!

@javi: jajaja vieja weona. Y bueno, aun no soy padreee... a lo mejor quizás en una de esas, cambie de opinión más después... pero mojones en tu casa... puaj. jaja

Mire yo llegué acá por el ocio que produce un viernes feriado, y porque aun no se me descarga el 4º capítulo de ¿donde está elisa? (viernes, feriado, ejem)la cosa es que su noticia me ha impactado, pero más allá de que haya metido el mojón son los detalles técnicos los que me acongojan. ¿Lo sacó del water?, ¿hizo cagar al cabro chico en una bolsa?, ¿recogio el mojon con una palita? en serio, ¿cómo?!

Blogalaxia Blog nombrado Blog del Día el 20/04/09