Hombre muere de felicidad

Curiosamente, yo soy una persona feliz. Y digo curiosamente porque la verdad es que odio todo. O bueno, casi todo. Por ejemplo, el 70% de la gente que recién conozco me parece desagradable, y todo me carga. Y me carga Chile... en fin. La cosa es que no sé por qué, pero igual ando positivo siempre y contento y todo eso, pero tampoco soy un vendaval de felicidad. Eso es otra cosa que me carga. Esa gente que a toda costa quiere mostrarse feliz y exitosa. Y cuentan sus logros como la gran weá, como si no tuvieran problemas, ja! Creerán que uno es weón? Bueno, igual hay gente que le brillan los ojos mientras los miran como cuentan sus hazañas... esa gente me cae, obviamente peor.

Pero agradezco en cierta forma detestar algunas cosas. Porque la felicidad es peligrosa. El positivismo extremo es un arma de doble filo. El optimismo desmedido te hace creer que todo siempre saldrá bien y en realidad te hace chocar y chocar contra el mismo muro... la felicidad incluso te puede matar. Claro que sí.

Porque resulta que en China un indigente murió de la felicidad al saber que la comunidad le reembolsaría los costosos gastos médicos.

La terapia de la risa sería prohibida en China

El chinito vagabundo vivía en Beipei, lugar perteneciente a la municipalidad de Chongqing y murió porque aquella ofrenda de la gente le causó tanta alegría y gozo en el alma, que le vino presión alta, la que no fue atendida a tiempo.

"Zhu (el chinito) nunca habría muerto de tanta felicidad si hubiera estado cubierto por un sistema de asitencia social imparcial y sólido", reclama el diario que hizo la nota, Chongqing Evening News. Esto porque parece que en Shina el sistema de salud es como las wifas, peor que el Auge en sus comienzos y todo.

- ¿y todos esos numelos son lo que debo correl al año?
- noo, esa sel la cuenta!


"Esta triste historia revela que muchos pobres tienen que esperar durante mucho tiempo hasta recibir asistencia médica", dice con penita el mismo diario (la mansa novedad digo yo).

Igual le ponen colorsh. Si el señor murió feliz... de FELICIDAD. ¿Querían que muriera de hipotermia? ¿O inmolado por neonazis chinos? Qué estupidez. No cachan na' los chinos. Muy dragones serán, pero a la hora de tener lado humano muestran la hilacha altiro. Si hasta comen perros... perros po. Salvajes desgraciados infelices no más.

Fuente: El Mostrador

4 comentarios:

Amigo Fau:

Excelente desahogo, excelente noticia. Me has hecho reír nuevamente con tu estilo de escritura jaja.

Cuando era "shico", ni siquiera pensaba en morir.

Pero, más crecidito la cosa varió. Imaginaba que morir feliz consistía en hacerlo con los dedos de los pies encorvados, con los ojos blancos, y demases. O sea, como diría mi amigo Rodrigo: "dando la pelea en el ring de 4 perillas" jajaja.

Me quedé pensando en una buena alternativa para "morir feliz". El problema -estimado amigo- es que no pienso en morir aún. Vaya, me creo eterno... jajaja. ¿Alguien más sufrirá este síntoma?

Saludos, amigo Fau. Siga siendo feliz. Y a los tarados que andan con el magister bajo el brazo, esos "cáchalas todas", pégales un mangaso tipo cachamal no más jaja. Aunque, debemos reconocer que algunos sí son capos. En fin.

http://www.youtube.com/watch?v=F7oTJsdLsJg


es algo similar...
pero igual de ridiculo

@juan espinoza: jajaja, sí había visto ese video... monthy python la llevan, sus películas son geniales también.

@javi: debe ser extraño morir de felicidad... igual lo encuentro tres mil veces mejor que morir en el sueño, por ejemplo. Tiene como más estilo.

Saludos!

Al menos murió con una gran sonrisa en la cara, supongo.
Saludos

Blogalaxia Blog nombrado Blog del Día el 20/04/09