Vino tinto incrementa el deseo sexual de las mujeres

Hay señores que tienen pocas armas de conquista. Les falta blablá y recurren al viejo truco de emborrachar a la niña para poder lograr algún acercamiento más íntimo. Si al final, casi todos los hombres se han comido a una fémina pasada en copas, pero todo eso se ha seguido como un ritual fiestero sin detenerse y preguntarse bien por qué diablos esa mina que sobria te mandaría a la cresta en dos segundos, termina agarrándose a pedro, a juan y a diego cuando está ebria.

Y al parecer la respuesta está en que justamente el alcohol produce cierta cosa en las mujeres que las pone más "hot". De hecho, este estudio llevado a cabo por la Universidad de Florencia, en Italia, asegura que el consumo de vino tinto aumenta el apetito sexual de las mujeres. Simplemente un vaso o dos diarios de vinito generan el milagro de aumentar la líbido en ellas.

"Ay george, me encantan nuestras cenas ahora.
Con crisis y todo te las arreglas cada día para comprar un buen vino tinto"


Los doctores italianos convocaron a 800 minas entre 18 y 50 años para comenzar a hacer el estudio. A las señoritas se les preguntó cuántas copas de vino tinto bebían, separándolas en tres grupos: las que bebían entre una y dos diariamente; las que bebían una o menos diariamente; y finalmente las abstemias con las que no bebían vino tinto. Así, todas las borrachitas que tomaban una o dos a diario las sacaron del estudio, para no arriesgarse a interferir el resultado con mujeres con problemas de alcohol.

Luego, las participantes llenaron un cuestionario que se usa generalmente para saber si es sana la vida sexual de la señorita que lo responde. Los resultados fueron asombrosos.

Bueno, nunca tanto la verdad. La cosa es que las mujeres que beben vino tinto marcaron en promedio 27,3 puntos, en comparación con las menos bebedoras que marcaron 25,9 y las abstemias, con un puntaje de 24,4. Lo que más asombró a los investigadores, es que más encima las que beben con mayor frecuencia vinito, son de mayor edad, siendo que a mayores edades el apetito sexual justamente decrece.

"ahhh, suave merlot... no sé si te quiero más a ti o a mi viagra"

Aunque aún se investiga cuál rayos sería la causa de por qué el vino tinto aumenta el deseo sexual de las mujeres, se cree en principio que es gracias a los antioxidantes que tiene el tinto, los que aumentan la irrigación de sangre en zonas que justamente ayudan a aumentar la libinidosidad.

Sho, personalmente, prefiero las mujeres abstemias como yo, por lo que me siento malditamente preocupado con estos resultados. Igual, de los copetes, justo el que más me gusta es el vino tinto (creo), así que pienso que podría ceder... porque sip... en estos casos, amigos lectores, es necesario y claramente válido traicionar y mandar a la chachu algunas costumbres.

Aviso: Muy Irrelevante no se hace responsable si su vino en caja favorito no consigue los resultados esperados.

Fuente: telegraph.co.uk

5 comentarios:

:O!!!
Entonces, si se toma vino, no se responde por lo que se hace, ya? jajaja
saludos!!!

Güena Fau... ya te pasé el dato: Le Dieux (Viña Los Vascos); sensacional.

Un día, estábamos en una fiesta en casa de Boris, un amigo de la juventud. Me acompañó mi hermana menor, porque días antes, tuve que hacer lo propio con ella en casa de una de sus amigas. El asunto es, que la peque se bebió unas copitas de más, y fue allí, donde conocí sus dotes artísticos... se puso a bailar. Me quedé sorprendido con sus sexys movimientos (¿Aquella era mi hermana? -Me preguntaba-). En fin, fue la primera vez que sentí celos por mi pequeña hermana (ella tenía 14 añitos), y los buitres de los asistentes a la fiesta, estaban pidiendo más y más. No sé por qué te cuento esta historia, porque no sé que "relevancia" tiene. Ahora bien, supongo que zafé, ya que me encuentro en la zona "muy irrelevante". Cuento corto, esa noche me sacaron las recresta, porque me las di de guardaespaldas de mi hermana. Y un grupito de 3 gallos me sacó las miércale; en plena calle; y todo por separar (de mala forma; debo reconocerlo) a un gil que estaba agüjoneando a mi hermanita. Jamás voy a olvidar esa paliza. Para que veas que me he llevado varias palizas en mi corta, pero a la vez, alargada vida, jaja.

Yo soy asiduo al vino. Menos mal que escribiste el efecto en las mujeres... jaja. Pero, aclaro: "en las comidas de los domingos y fiestas, y una que otra cena por ahí" (Para que no me tergiversen jaja).

Saludos, amigo Fau.

O sea, para la proxima cita lo primero que pediré será la botella de vino tinto, jejejeje.
Saludos

Gracias por el comentario.

Y, de ahora en adelante, cambiaré el ron por el vino. A ver si pasa algo "chori" jajaja.

Montse.

@montse: que agradable gesto que pasaras por aquí y comentaras. este humilde servidor lo agradece =)

@daniel: y se la toman entera no más, jaja, pa que resulte la cosa!

@javi: te prometo que probaré ese vino y te comentaré qué me parece. y lo de tu hermana, por suerte mi hermana no toma! jaja

@francisca: la justificación perfecta para el libertinaje femenino sin el perjuicio de ser calificado prostitución, no? jaja

Blogalaxia Blog nombrado Blog del Día el 20/04/09